martes, 24 de febrero de 2015

Crónica de la Maratón del Meridiano 2015. Por Lola Medina

Un año más se celebra en la isla de El Hierro el Maratón del Meridiano. Dicha carrera se compone de 4 distancias: 42, 27, 18 y 7 km.


Los compañeros que viajamos a El Hierro para disfrutar de esta aventura somos: David Díaz Reyes (27km), Sergio Pérez (27km), Alejandro de Léon (18km) y Lola Medina (18km).


Llegamos a la isla el viernes para la recogida de dorsales, una charla explicativa del recorrido en la cual nos informaban de los avituallamientos y de todos los cambios que encontraríamos a lo largo del recorrido, y finalmente asistimos a la cena de la pasta.

Amanece en la isla del Meridiano y nos disponemos a trazar nuestro retos personales. Una vez en Tigaday nos dirigimos a nuestros respectivos lugares de salida. En el caso de la de 27km, la salida se realiza en Sabinosa, y en nuestro caso (18km) salimos desde la Ermita de Nuestra Señora de los Reyes. Una vez en la Ermita, la salida estaba condicionada a que tenían que pasar por el avituallamiento, allí instalado, al menos los 10 primeros corredores de la 42km. El día amaneció fresquito pero menos mal que en la Dehesa no había viento, de lo contrario la espera hubiera sido bastante dura.

Empezaron a llegar corredores de la 42km y de la 27Km, entre ellos Sergio el cual llevaba muy buen ritmo. Nos dirigimos a la salida de la 18km, justo por encima de la Ermita. Ya no quedaba nada, madre mía qué nervios, qué frio, qué todo...!

Puntualmente dan la salida y empezamos a trotar. La gente, super animada y la verdad, me encanta ese momento!!! Nos encontramos con una pista de asfalto en pendiente ascendente, por ello Alex y yo decidimos tomarlo con calma ya que la mayoría del trayecto sería ascendente.

Dejamos atrás la pista de asfalto y entramos en un ancho camino de tierra. Se trata del camino de la Virgen, el mismo que se recorre en la Bajada cada 4 años. Seguimos subiendo y llegamos a la piedra del Regidor. Una vez allí, me descuelgo de Alejandro para aligerarme de tanto abrigo. Y dicho sea de paso, para admirar el pedazo de paisaje que dejaba atrás.


El camino alterna pendientes, falsos llanos y la verdad no me siento nada cansada. También, es verdad que esas nubes cargadas me ayudaban bastante ya que si hubiese estado despejado no sería lo mismo. Empieza a llover, y se agradece.

A 1km del Humilladero David me alcanza y continuamos juntos unos metrillos, también se le veía bastante bien. Continuó y lo perdí de vista. Llego al 1er avituallamiento y me paro unos segundos. Sólo tomo un vaso de agua y me llevo un trozo de naranja y de plátano para el camino. De esta manera no perdería más tiempo.

El Camino se estrecha un poco más y el terreno cambia. Ahora es picón, seguimos subiendo y encima se empiezan a enterrar los pies. Empieza a aparecer niebla y cada vez es más densa, no se ve a 3 metros por delante. Estaba claro que llegábamos a Malpaso, la parte más alta de la isla y del recorrido (1.500 m aprox.). Ya se sentía el frío, aunque estuviera en movimiento, tenía congeladas las manos. Pero bueno, al menos ya estaba a mitad de recorrido y las subidas ya eran cada vez menos. El siguiente avituallamiento estaba cerca, a unos kilómetros y ya luego se empezaría a descender. Llego al 2º avituallamiento, la Cruz de los Reyes (km11), y realizo la misma parada: agua, fruta y pa'lante.


Pasando la Cruz de los Reyes nos encontramos con ligeras subidas y ya se empezaba a llanear. La Carrera iba cogiendo otro color porque ya quedaban menos kilómetros. Eso sí ¡pero qué kilómetros.....!

Empezamos a descender, cada vez hay más tramos de descenso y buenos ya que no llevan tanta pendiente, todavía. La carrera empieza a coger velocidad, la gente empieza a adelantar y empieza lo bueno.

Al terminar el tramo de descenso de la Cruz de los Reyes nos desviamos por un sendero, de apenas 80cm de ancho. De nuevo cambia completamente el paisaje, ahora estamos dentro de la Laurisilva o monteverde y la verdad es que me sentí como en casa, como si estuviera en Anaga.

El terreno se inclina cada vez más y paso, sin dame cuenta, el tercer avituallamiento (km14). En realidad, no me hacía falta ya que hacía poco que había bebido en el de la Cruz de los Reyes.

Llegamos a San Salvador, seguimos descendiendo y empieza a coger más pendiente, el paisaje se mezcla. Ahora vuelve a ser picón y la pendiente es muy pronunciada. Hay que tener mucho cuidado ya que además que nos enterramos, al mínimo despiste podríamos caernos. La verdad fue el peor tramo para mi, ya que no podía parar y era seguir, sí o sí.

Una vez pasado ese tramo el recorrido volvió a ser laurisilva con veredas llenas de curvas y de pendientes muy pronunciadas. Ya se empiezan a notar los calambres, los cuadriceps cargados atope, en fin todo un uadro. Por el camino, volví a coincidir con Alex y ya hasta meta entramos casi juntos.

Para concluir, me encantó el recorrido, una carrera con una buena organización, los pedazo de compañeros que tuve, un San Salvador que no esperaba y a pesar de todo no me achica, así que el año que viene si seguimos por aquí, volveré.

Ah y agradezco a los compañeros del equipo, que desde Tenerife seguían la carrera, por avisarme de que había cogido podio. Si no es por ellos, no me entero.

Lola Medina



Sergio Pérez

David Díaz



Alejandro de León

Lola Medina 




Clasificación de los PSB:

• Sergio Pérez................7º General 27 km

• David Díaz..................24º General 27km

• Alejandro De León........99º General y 13º Categoría 18km

• Lola Medina................98º General y 3ª Categoría 18km





PSB




2 comentarios:

  1. Buena crónica Lola,ahora a por la siguiente

    ResponderEliminar
  2. Muy buena Crónica Lola y felicidades a todos de nuevo.

    ResponderEliminar